Nací para tumbarte sobre un lecho de flores

Vinimos a éste mundo por cósmico

azar, cómo confluye lo minúsculo,

indistinto a los faros del crepúsculo,

cuando, eterno, impulsa su fulgor crónico.

Dentro esotro hallarnos, milagro entrópico;

amando, aún cuando no arriben opúsculos.

Sublimas, vida, en cuánticos grupúsculos,

curva alegría del destino homónimo.

Sí; nuestra luz partirá de las córneas,

de regreso a los astros y sus órbitas,

acopiada en cien estaciones cíclicas.

Más ni el eterno sueño, ni las óseas

lagunas, ni mil maldiciones órficas

podrán con éste amor de fuentes místicas.

ευθεια οδος

εγώ πλέω τους πόνους μου γράφωντας αμαρτίες.
Αναπνέω γιατι ειμαι ελευθέρος.
Διαβάζω βιβλία, επειδή θέλο να ανάψω το φως μου.
Δεν ειμαι κλεφτής.
Εγώ ειμαι ένα παιδί, ένα παιδί που παίζει το τελευταίο παιχνίδι της ύπαρξης.