En esta vida (Soneto)

No hallaba ya en esta vida consuelo;
ni en la pasión de los breves amores
capaz era de distinguir colores
tan hundido como estaba en el duelo.

Cayera de mis pupilas el velo;
no renta esperar a tiempos mejores
pues sólo otorga aliento a los rencores
el tener alas y no alzar el vuelo.

Soy tan solo —al fin y al cabo— un mero mortal
que anda en esta senda sin dios ni amo
mientras aguardo el día de la hora final:

en esta vida somos lo que damos;
aún si nos quebramos —cómo lo hace el cristal—
pleno será el mundo en versos y ramos.

Robestrébol

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: