Poema Ritual Sumerio | Tu encanto es dulce como la miel

Siempre es una alegría
compartir la belleza
pues nace para ser compartida;
porque antes incluso que la escritura
sobre la faz de la tierra
ya existía
la poesía.

Cirhian
Poema ritual sumerio celebrando las nupcias entre Inanna, diosa del amor y la fertilidad, y el dios-pastor Dumuzi; unión que, en la mitología, traía consigo la fecundidad y la abundancia. Considerado el poema de amor más antiguo del mundo.
Sumeria

Tu encanto es dulce como la miel

Novio de mi corazón, amado mío;
tu encanto es dulce, dulce como la miel.
Querido de mi corazón, amado mío;
tu encanto es dulce, dulce como la miel.

Tú me has cautivado, libremente iré hasta ti;
novio mío, quiero escapar contigo a la cama.
Tú me has cautivado, libremente iré hasta ti;
querido mío, quiero escapar contigo a la cama.

Novio mío, te haré cosas deliciosas;
dulce tesoro mío, miel te llevaré.
En la alcoba, empapada de miel,
gocemos de tu dulce encanto.
Querido mío, te haré cosas deliciosas;
dulce tesoro mío, miel te llevaré.

Novio mío, si me quieres,
habla con mi madre y a ti me entregaré;
habla con mi padre y me entregará a ti como regalo.

Darte placer… Yo sé cómo darte placer;
novio mío, duerme en mi casa hasta el alba.
Alegrar el corazón… Yo sé cómo alegrar tu corazón;
querido mío, duerme en mi casa hasta el alba.

Si me amas,
amado mío, hazme cosas deliciosas.

Mi señor, mi dios; mi señor y mi dios protector,
mi Shusin, que alegra el corazón de Enlil,
¡ojalá me hicieras cosas deliciosas!
Tu sitio, dulce como la miel… ¡Ojalá pusieras tu mano sobre él!

Pon tu mano sobre él como la tapa de una copa;
extiende tu mano sobre él como la tapa de una copa.


Enlace al artículo, dónde se nos relata el proceso de traducción del sumeriólogo Samuel Noah Kramer en 1951.

https://eduardogris.com/poema-amor-mas-antiguo/?fbclid=IwAR0eICnS22B_VWzRRSocWe4WSVLDyJxOaEcGVWR4AvxL0zQDTFpdyKq0DFI


Robert Cirhian
firma

¿Cómo no creer en la magia? – Coplas

Doliente amor; penetra con crudeza
cuando se necesita, más se siente
que no se merece; baja la frente,
respira el consciente hacia la entereza.

Querida nos es siempre la maleza
que en infinitas infimidades
oculta nuestra vista a las verdades
cuando en vez de camino hay fortaleza.

Son las vías de la naturaleza
en la alquimia de la energía vital;
cuando cabalgamos sobre el animal
en causar daño se gana destreza.

Mas el sanarlo con buena presteza
es parte del proceso espiritual
que germina del sustrato emocional
del que siempre hay que limar asperezas.

Es la clara distinción del bien y el mal
la que bien nos ofrenda la tragedia
y en el libre sendero a la comedia
es donde hayamos al toro y la destral.

No es tan solo el ser una enciclopedia
saber mostrar los caminos posibles;
es saberlo todo serio y risible
por sabernos en lo alto de la media.

Qué relativa la distancia
cuando el verso es ansible;
¿cómo no creer en la magia
en un universo sensible?

Cirhian

 

firma

Lira – En compañía de tu agua

A una buena compa
a una buena amiga
a una gran camarada

 

Tu guía es la de un río;
caudal cristalino de cauce adentro.
Sólo oírla sonrío
en rizoma y sarmiento;
fluye el agua pura en y de tu centro.

Cirhian

firma

De cordeles (Soneto)

Contemplando roja la luna llena
te he visto volando en tus alas de papel,
asomado desde mi torre de Babel
al balcón desde el que arrojo mis penas.

Lo sé, soy un peligro y un problema;
un bello monstruo me habita bajo la piel,
pero en los muros de mi templo eres pincel
que sutilmente da forma al poema.

No hagamos caso de las señas del cartel;
nuestros cuerpos peregrinos son del bajel
que impulsa la sangre en nuestras venas.

No queramos vivir una condena;
sepamos vivir la existencia plena
si desotro somos la guía del cordel.

 

Roberto Abelardo