Fanal sin Sol

Hundido en el abismo

el hogar,

marché de un istmo

sin decir adiós.

 

Sin dios ni Sol en éste

cielo azul,

siento cantar el filo…………..de la ola.

 

Ando perdido, desolado

—de lado a lado……….. a lo Raskólnikov

 

contemplo el drama urbano y pienso

en qué hace aquí al ser humano

mirar siempre para otro lado y no

sentarse en el tren junto a quién se ve afín

y   —tal vez— charlar un rato

y sonreír.

 

Apaga el farol;

el fanal en la plaza ya

se ha encendido.