Microrelato | Gotas de agua

Adaptación de un relato escrito hace tiempo. Me encontré con ganas de presentarlo a un certamen en el que pedían escritos de 100 palabras y me he sentido con ganas de seguir compartiéndolo con quien quisiera leerlo.
Saludos.


 

Gotas de agua

 

Perdóname –susurré a media voz.

Cayó una gota de agua sobre el charco al otro lado de la acera.

Ella callaba. Absorta, contemplaba cómo nacían y morían las ondas en el agua. Yo la miraba en silencio, esperando a que el nudo de la serpiente cordada dejara de oprimirme la tráquea. Pasó al lado una ambulancia con las sirenas encendidas. Alzó la vista del charco y me miró cómo se mira a un acusado dos pasos más cerca del patíbulo.

No puedo. Es imposible volver.

Me estremecí; en la luz de sus pupilas se leía un auténtico infierno de hielo.

 


 

firma

En esta vida (Soneto)

No hallaba ya en esta vida consuelo;
ni en la pasión de los breves amores
capaz era de distinguir colores
tan hundido como estaba en el duelo.

Cayera de mis pupilas el velo;
no renta esperar a tiempos mejores
pues sólo otorga aliento a los rencores
el tener alas y no alzar el vuelo.

Soy tan solo —al fin y al cabo— un mero mortal
que anda en esta senda sin dios ni amo
mientras aguardo el día de la hora final:

en esta vida somos lo que damos;
aún si nos quebramos —cómo lo hace el cristal—
pleno será el mundo en versos y ramos.

Robestrébol