Rutas (Soneto)

De aquellos placeres que hay en la vida
pocos hay que duren más de un instante
y que sepan llevarnos adelante
por la senda de lo que no se olvida.

Hay rutas para las que no hay salida
y otras que ponen a prueba el talante;
es, en muchas otras, cuestión de aguante
no lamentarse por causas perdidas.

Todo sendero un día se bifurca
y en tanto es querer buscarse la ruina
aferrarse a quién no va en nuestra ruta.

No te hará feliz ninguna doctrina
pues la libertad es la mayor fruta
a la que puede aspirar quién camina.

Roberto Abelardo