#11 Liras Sensnom

Liras Sensnom

Jugando a ser Garcilaso, Quevedo y Juan de la Cruz a un mismo tiempo; cosa rara pero divertida.


Si trayese mi lira
aire de mar que calme la saudade
y apaciente ésta ira,
pudiera yo la espira
salir; el alma siempre hacia adelante.

Más, ¿qué si hacia la pira
es a dónde conducen los caminos?
La senda hacia allá es la vida
que antes de exhalar, inspira
tesón en la suerte del desatino.

Como la nube eleva
del río de Sol las gotas del agua,
así el rayo subleva
-ya en el gérmen de amebas-
el deseo de salir de la fragua.

R.

Improvisación Sensnom I

Me libero del juicio inoportuno del lamento,
bajo el árbol medito, me transmuto en lo que siento
siendo uno con el viento, no borrará jamás el tiempo
la verdad que habla a través del sentimiento.

No te miento, el miedo enfrento en medio
del abismo; no hay espejo, soy yo mismo,
zambullido en el ahora camino del mañana,
sediento del dulce rocío de la madrugada;
el alma joven más cómo está ya tan arrugada.

Aguardo la lluvia al sentir mi ser de lava,
al estallar sin ton ni son, vida y destrucción
hechas una como en Yellowstone;
rescata la vida que dejaste abandonada en el paredón.

Bajo el influjo del orujo, torno al muggle en brujo,
cómo un león sin melena más hacia la Luna rujo;
abriendo camino al fuelle si nada me conmueve,
sintiendo el aire que se mueve
cuando en otro cielo llueve.
Te ruego bienes, ¡oh inspiración que vas y vienes!

quedó sólo el sombrero, fundido en el charco
del muñeco de nieve.