#9 Desola Zyon

Desola Zyon

 

Camino y pienso en mi abuelo
en su celo y afán por el trabajo digno en la Forsa,
en cómo cantaba a lo Antonio Molina a pleno pulmón
diciendo:

Te llamaban la caoba, por tu pelo
colorao’!
Ya de blanco marfilao’
ahora nadie te da coba!

en su sonrisa,
en cómo alzaba siempre la vista
al cielo..

tal vez mirando la misma luz
que ahora ven
mis ojos.

Pienso, en el Parnaso,
en si allí Safo y sus cantos
han sabido calmar
el corazón loco
de Arquíloco.

Pero no

no

silencio
no silencio
Sol

no
Sol no
Sol
no Sol.

no Sol == desol
desol == desolación

Desolación
de Sol a Zyon […]
Desola Zyon

Pronto
¡qué pronto!
pierdo mi sonrisa en el mar sin luz

Busco llama posos negros piel de Sol
la sal arrastra mi ser de arena;
yo en espiral,
en espiral

yo[…] espiral.

Fondo hueco hurto en manos huesos
huesos
la urbe
los cimientos de la civilización son
huesos

Canta el mar sin luz
muecas mellan cráneos de esquirlas rotos–
mi barco no


nada,
nada y aleja le inmensidad vacía

Tienes que
¡respirar!
tienes que respirar,

tienes que ser y respirar…

o

espirar tu ser
espira, tu ser
es pira

tu en espiral
tu ser en espiral
tu en ser espiral.

Tú eres cuerpo
Tú eres mente
Tú eres […] espiral

Aún
la luz lunar alumbra el bancal de lirios
dónde antes crecieran asfódelos
a orillas de la riera dónde la alameda pervive
entre los pinos moribundos
de procesionaria.

Luz luciérnaga te solté ayer del tarro
cuando era viejo y mi tristeza sola rompía
el cuello a los pájaros heridos;

¿Porqué sigues junto a mí,
alumbrando el camino?
Acaso no sean pirámides
ni la pira mi destino,
si no seguir la hoz del horizonte
en que tu estela haye el camino?

Porque tu ser..

Tu ser es vida
Tu ser es muerte
Tu ser es […] espíritu

vida ser vida servida espíritu
¡Serví!– da espíritu.
Ser vida, serví, ser vívido espíritu
hacia la muerte.

muerte
vida
espíritu

Uno, Una
-Ú-
sin divisiones
unido el todo y la nada en

-U-.

Guardo el querer ver -espejo enfermo-
vuelvo del jardín de lirios junto al pozo
con un bote de gasolina
pero
sin piedra para el mechero.

En
U
sonrío aliviado
y

por fin

respiro.


R.

Fotografía realizada por Cecilia Ortiz. Visitad su espacio en http://pixelscom.wixsite.com/portafolio-pixelscom/urban

 

#8 Dúctil traducir

La Musa Malalta / La Musa Enferma / La Muse Malade (Charles Baudelaire)

aku-no-hana-4894285

Imagen de la obra Aku no Hana de Shûzô Oshimi

Hace ya tiempo, llegó a mis manos una edición bilingüe de las Flores del mal / les Fleurs du mal de Baudelaire, de la conocida editorial Visor. Sinceramente, no la recomiendo; las traducciones de Visor que haya visto hasta ahora, son algo pésimas; en ésta, en especial, el traductor Jacinto Luis Guereña parece que por alma tenga el canto de una piedra y sus mismas ganas de moverse.

Sin embargo, no basta con decirse que cualquiera podría hacerlo mejor. Es suficiente con dejarse jugar y disfrutar del resultado. Traducirlo primero al catalán me ha ayudado también, porque mi francés es, cómo mucho, pasable.

Os dejo la versión en catalán, en castellano y la original. He intentado mantener el ritmo y la sonoridad dónde me ha sido posible. Salud.


La Musa Malalta

 

Oh, ma pobra musa! Què tens aquest matí?
Als teus ulls buits hi habiten visions nocturnes
I veig a ta pell –oscil·lant, pensatiu– el tint
De l’horror i les follies, fredes i taciturnes.

El súcube verdós i el rosat follet,
Van vessar-te la por i l’amor de ses urnes?
El malson, d’un puny despòtic en motí,
T’ha negat al fons d’un fabulós Minturnes?

Voldria que exhalant l’olor de la salut
Ton pit de forts pensars sempre en fos assistit
I que ta sang cristiana fluís en ones rítmiques,

Com els sons nombrosos de síl·labes antigues,
On regnen per torns el pare de cançons, Febus,
i el gran Pan, el senyor de les collites.

 


La Musa Enferma

 

¡Oh, mi pobre musa! ¿Qué ocurre en ti ésta mañana?
En tus ojos vacuos habitan visiones nocturnas
Y veo en tu piel -oscilante, pensativo- el tinte
del horror y las locuras, frías y taciturnas.

El súcubo verdoso y el gnomo rosado,
¿En ti el miedo y el amor derramaron de sus urnas?
¿La pesadilla, de un puño despótico en motín,
te ha anegado en el fondo de un fabuloso Minturnes?

Quisiera que exhalando el olor de la salud
Tu seno de firmes pensares siempre fuera asistido
I que tu sangre cristiana fluyese en ondas rítmicas,

Cómo los numerosos sones de sílabas antiguas,
Dónde reinan por turnos el padre de canciones,
Febo, i el gran Pan, el señor de las cosechas.


La Muse malade

Ma pauvre muse, hélas! qu’as-tu donc ce matin?
Tes yeux creux sont peuplés de visions nocturnes,
Et je vois tour à tour réfléchis sur ton teint
La folie et l’horreur, froides et taciturnes.

Le succube verdâtre et le rose lutin
T’ont-ils versé la peur et l’amour de leurs urnes?
Le cauchemar, d’un poing despotique et mutin
T’a-t-il noyée au fond d’un fabuleux Minturnes?

Je voudrais qu’exhalant l’odeur de la santé
Ton sein de pensers forts fût toujours fréquenté,
Et que ton sang chrétien coulât à flots rythmiques,

Comme les sons nombreux des syllabes antiques,
Où règnent tour à tour le père des chansons,
Phoebus, et le grand Pan, le seigneur des moissons.

(Charles Baudelaire)


 

R.